El impuesto solidario en el coronavirus

Recientemente se publicó, por parte del Fondo Monetario Internacional (FMI), un informe técnico acerca de políticas fiscales que se pueden aplicar en respuesta al COVID-19, donde se les recomienda a los países del mundo, reflexionar acerca de la posibilidad de aplicar impuestos sobre el patrimonio para aumentar los ingresos como resultado del paso de la pandemia sobre la economía de las Naciones. El FMI en este análisis político acerca de “Asuntos Fiscales” indica que, las autoridades políticas podrían evaluar el aumento de los impuestos sobre la renta, la propiedad y el patrimonio, basado en el modelo de “sobretasa de solidaridad”. En igual sentido enfatizan que, para los ciudadanos, es importante promover la reducción de los impuestos laborales, así como las transferencias de efectivo para ayudar a los más afectados por la pérdida de empleo u otras circunstancias. Todas estas opciones se basan en encontrar salidas a la crisis sanitaria, económica, social y ambiental del planeta.

Los expertos del órgano internacional han descrito, en el referido texto, una serie de estrategias inmediatas, específicas y temporales, a través de las cuales se pueda garantizar la supervivencia de empresas, proteger a las personas más vulnerables y garantizar o mejorar las fuentes de ingresos a mediano plazo, en el marco de la pandemia.

Es importante destacar que, antes de esta emergencia, durante mucho tiempo el FMI promovía la disminución de impuestos, como discurso principal en su programa de políticas para los países en desarrollo, por tanto, esta última sugerencia de aplicar un impuesto sobre el patrimonio, evidencia un vuelco para la institución, cambiando drásticamente su opinión, al proponer esta estrategia para ayudar a cerrar la brecha entre los que más tienen y el resto.

Leer Más: Sunafil registra casi 7 mil denuncias laborales

Leer Más: ONP brindará atención no presencial desde el lunes

En el caso de nuestro país, el Gobierno ha anunciado que está estudiando la posibilidad de incluir un impuesto solidario, aplicable sobre los ingresos superiores a 10.000 soles mensuales, según manifiestan las autoridades. El primer mandatario Nacional indicó que, debido a la gravedad que implica el panorama de la pandemia, es necesario complementar las decisiones con medidas tributarias: “Lo que se pretende en este momento difícil es que haya una real solidaridad de todos los peruanos, y hay peruanos que pueden apoyar al resto de sus compatriotas”.

Antes de poner en práctica esta propuesta, el Congreso debe aprobar la solicitud de facultades legislativas en materia tributaria. Al respecto, el presidente del Consejo de Ministros, Vicente Zeballos, en una entrevista, ha indicado que la iniciativa no se trata de un impuesto a la riqueza, sino un tributo que grave a los que más ingresos económicos perciban, es decir, su aplicación no tendría como base el cálculo de todos los bienes y patrimonios, sino que se basarán en los ingresos de cada persona.

Luego de estos anuncios, se ha desplegado toda una serie de cuestionamientos y polémicas en cuanto al real costo-beneficio que podría traer este tipo de normas. Muchos expertos han denominado la medida del Estado como improvisada.

Súmate al esfuerzo por controlar esta emergencia sanitaria, el Perú está en nuestras manos, sigamos las recomendaciones de nuestro Gobierno, quédate en casa”

Escrito por: Abg. Jessica Navarro

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

2 × 1 =

GRUPO VERONA

Nuestra experiencia en SUNAT y conocimiento asesorando a las principales empresas del Perú nos permiten ofrecerle la solucion.

EQUIPO

Interactivamente y proactivamente generamos contenido de alta rentabilidad para nuestros clientes.

© 2021 © GRUPO VERONA. Todos los Derechos Reservados.