Las Facturas Falsas

En principio debemos definir que es una factura y para que sirve, para así lograr determinar posteriormente la importancia de este documento y por qué algunas personas o empresas se dedican a elaborar y vender facturas falsas. Una factura es un documento sumamente importante en materia tributaria, ya que posee carácter probatorio, con respecto al uso correcto y legítimo del Crédito Fiscal del Impuesto General a las Ventas (IGV) por un contribuyente, así como también de la justificación de costos y gastos para la correcta determinación del Impuesto a la Renta.

Una factura falsa es toda aquella que falte a la verdad o realidad de los datos que contiene. Por lo tanto, la falsedad de este documento puede ser bien de carácter material cuando se adulteran elementos físicos del mismo, o de carácter ideológico cuando no se altera su materialidad, pero si las operaciones comerciales que en ella se expresan, es decir, son inexistentes.

Las facturas no fidedignas también se consideran facturas falsas, en este caso las mismas no se encuentran ajustadas a la realidad, ya que poseen alteraciones materiales. Un ejemplo de facturas no fidedignas puede darse cuando el número correlativo y su datación no tienen relación con el resto de la facturación que sí es real.

Ahora bien, ¿cómo se detecta una operación con una factura falsa?, pues es relativamente sencillo puesto que la empresa que venda la factura falsa no registra compras, por tratarse de una empresa fantasma.

Leer Más: MEF reduce su proyección del déficit fiscal a 2.3%

Leer Más: En el primer trimestre más de 59.000 trabajadores ingresaron a planilla

Las facturas falsas, empresas fantasmas y la informalidad son actualmente el gran dolor de cabeza de la máxima autoridad tributaria. Las estrategias fraudulentas utilizadas por algunos contribuyentes para conseguir la disminución de los tributos por pagar, pueden basarse en la adquisición de facturas falsificadas, clonadas o que corresponden a operaciones que nunca se realizaron. Cualquier factura que contenga información deliberadamente errónea es una factura falsa.

El uso de estos documentos ilegítimos configura un delito tributario y naturalmente se recomienda no recurrir a la compra o venta de facturas por internet, imprentas informales o por otros medios, ya que en el caso de que la Administración Tributaria descubra su uso, su efecto tributario es cero (0) y además la pena se sanciona con prisión efectiva que va desde ocho (8) a doce (12) años.

Escrito por: Lic. Cs. Fernando Parra

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público.

GRUPO VERONA

Nuestra experiencia en SUNAT y conocimiento asesorando a las principales empresas del Perú nos permiten ofrecerle la solucion.

EQUIPO

Interactivamente y proactivamente generamos contenido de alta rentabilidad para nuestros clientes.

© 2021 © GRUPO VERONA. Todos los Derechos Reservados.