Lineamientos para cumplir normas de salubridad en mercados

Aunque actualmente persisten teorías que atribuyen el inicio del coronavirus a un accidente de un laboratorio, la mayoría de las investigaciones epidemiológicas indican que el origen del COVID-19 se produjo en un mercado de Wuhan, en China. Al respecto, la Organización Mundial de la Salud OMS, ha confirmado que se trata de una enfermedad zoonótica, es decir, originadas por patógenos que proceden de especies animales. Aproximadamente el 70% de las enfermedades humanas tiene esta procedencia, dato que ha sido expuesto en varias ocasiones por la OMS.

Pese a los avances en los estudios, no se tiene aún suficiente evidencia científica que identifique claramente como fue el proceso de transmisión desde un animal, presuntamente de origen salvaje, hasta los humanos. Lo cierto es que esta no es una historia nueva, más bien parece que se repite de nuevo, recordando brotes de enfermedades documentadas en el pasado, incluido el síndrome respiratorio agudo severo SARS, que se originó también en un mercado de China, en esa oportunidad estos establecimientos fueron cerrados por las autoridades chinas, sin embargo, después de 6 meses, volvieron a abrir y en las mismas lamentables condiciones.

El incremento de este tipo de enfermedades en los últimos años guarda estrecha relación con la alteración de los equilibrios naturales. Desde hace décadas estos mercados han sido catalogados bajo condiciones de insalubridad extrema por organizaciones científicas, defensores de animales, y diversas autoridades sanitarias, debido a los problemas que plantean a la hora de cumplir con las medidas de higiene y salubridad básicas.

La combinación de un espacio extremadamente congestionado, donde se agolpan cientos de personas, sangre, excretas, vísceras y fluidos corporales de animales, se empeora en medio de una total ausencia de bioseguridad. Estos mercados tienen todos los ingredientes para crear el medio ambiente perfecto para la trasmisión viral o microbiana.

La OMS hace pocos días ha manifestado que los mercados de alimentos en China y en todo el mundo, deben garantizar sistemas regulatorios sólidos, altos estándares de limpieza, higiene y seguridad una vez que estén en condiciones de reanudar gradualmente la normalidad en sus ocupaciones tras las medidas de confinamiento decretadas para contener el coronavirus.

Leer Más: Covid-19 en América Latina: países que están mejor y peor preparados para enfrentar la crisis

Leer Más: Mincetur: apoyo del Gobierno al Sector Turismo es constante

Esta realidad invita a pensar que se debe crear una red capaz de fusionar las contribuciones de diferentes expertos para trabajar de manera integral, un equipo multidisciplinario formado por profesionales de sanidad humana, sanidad animal y sanidad medioambiental conjuntamente.

En nuestro caso, tradicionalmente los mercados de producción han venido implementando medidas de higiene y salubridad a fin de prevenir contingencias de salud, además en el marco de la emergencia actual, el Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri) ha dispuesto los lineamientos para garantizar el cumplimiento de normas de salubridad en los mercados y centros de abastos, para evitar el contagio por COVID-19.

En estos lineamientos se detallan 20 obligaciones y recomendaciones que deben tener las autoridades locales en coordinación con los encargados del mercado, así como las obligaciones y recomendaciones de los vendedores y los compradores, para permitir el ingreso solo de personas que utilicen mascarillas, así como evitar el ingreso de población vulnerable como adultos mayores, mujeres embarazadas, niños, entre otros.

Entre las indicaciones también se ha acordado la marcación de círculos para asegurar el distanciamiento entre los compradores; evitar el comercio ambulatorio alrededor de los centros de abastos; adecuación de lavamanos con dispensador de jabón y papel toalla al interior de los mercados, personal que garantice el orden y control de los compradores, en la entrada y salida de estos locales, protocolos de desinfección de los vehículos que ingresan a los recintos, uso de guantes desechables, gorras y/o redes para el cabello, mantener por lo menos un metro de distancia con el comprador, lavarse permanentemente las manos y usar gel antiséptico para la desinfección de manos y superficies; entre otros aspectos.

En una intervención reciente realizada a 842 comerciantes del mercado de Caquetá en Lima, se encontraron 163 positivos al coronavirus. Al respecto el Presidente de la República ha manifestado que esto refuerza la necesidad de implementar de manera urgente medidas de control e higiene en esos lugares, para cortar la cadena de contagio del virus, según las cifras, uno de cada cinco comerciantes estaba contagiado, lo que representa aproximadamente el 20% de la muestra, y no lo sabían, por lo que seguían en contacto con el público.

Súmate al esfuerzo por controlar esta emergencia sanitaria, el Perú está en nuestras manos, sigamos las recomendaciones de nuestro Gobierno, quédate en casa”

Escrito por: Abg. Jessica Navarro

Leave a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

11 − 5 =

GRUPO VERONA

Nuestra experiencia en SUNAT y conocimiento asesorando a las principales empresas del Perú nos permiten ofrecerle la solucion.

EQUIPO

Interactivamente y proactivamente generamos contenido de alta rentabilidad para nuestros clientes.

© 2021 © GRUPO VERONA. Todos los Derechos Reservados.