(511) 221 8999

POLÍTICA DE COMPETITIVIDAD PLANTEA MEDIDAS PARA REDUCIR LA INFORMALIDAD LABORAL.

La máxima representante del Ministerio del Trabajo, abogada Sylvia Cáceres Pizarro, señaló que la situación de desprotección que afecta a los trabajadores de las microempresas es su mayor prioridad.

Se inicia este año insistiendo en el tema de la Política Nacional de Competitividad y Productividad, como estrategia para la lucha contra la informalidad y la desprotección laboral de los trabajadores de las microempresas, quienes trabajan en condiciones de precariedad, vulnerabilidad y muchas veces de ilegalidad.

Es importante que no se confunda el derecho al trabajo y los derechos laborales con derecho a la injusticia y a la baja productividad.

El reto para los integrantes del diálogo para lograr el consenso en la aplicación del Plan Nacional de Política de competitividad y Productividad, liderado por el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo, las organizaciones sindicales, los gremios empresariales y otros actores laborales es lograr la promoción del empleo formal sin desvirtuar el argumento de la flexibilización, ya que aunque resulta evidente por los reportes de las organizaciones internacionales que hay una gran cantidad de normas con tendencia marcada hacia la rigidez laboral, se ha hecho de este aspecto el foco de atención central, y si bien es cierto que  la excesiva regulación laboral no hace sino dificultar la formalización, y alejar las inversiones privadas extranjeras, sin embargo, no puede utilizarse el concepto de flexibilidad laboral como una fórmula mágica, que automáticamente acelere el crecimiento o aumente la productividad, es necesario que en vez de replantear la necesidad de aplicar políticas que se concentran en lo que se conoce como simplificación de las barreras de acceso y disminución de costos de transacción, se profundice más allá y dada la dimensión creciente del empleo informal, se indague en las reales causas, para ejecutarlas y coadyuvar a la solución del problema, encontrar por tanto, estrategias más adecuadas para que sean tuteladas y poder promoverlas, para que finalmente sirvan como pilares sobre los cuales se organice la economía. Actualmente corresponde la tarea de modificar los aspectos que vuelven muy rígidos a la norma pero centrándose en la creación de incentivos para todos los miembros del sector.

 

Escrito por: Mba. José Verona – Abg. Jessica Navarro

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

17 − 14 =